Athié: la mejor solución para sociedad e Iglesia, disolver Legionarios

Grabaciones sobre la vida sexual de Maciel prueban que la cúpula conocía y ocultó abusos, dijo.

México, DF. Luego de que fue difundido el audio de una conversación del vicario de los Legionarios de Cristo, Luis Garza Medina, con una mujer perteneciente a la congregación, en la que se reconoce que su fundador, Marcial Maciel, tenía una "sexualidad desestructurada", el ex sacerdote Alberto Athié consideró que es prueba de primer nivel de que la cúpula de ese sector conocía y ocultó de las conductas de abuso del religioso contra niños, incluído uno de sus hijos, Raúl González Lara.

Frente a tales revelaciones de responsabilidad institucional por parte de los Legionarios, su "disolución es la mejor solución parar el bien de la sociedad y de la Iglesia católica", agregó quien fuera una pieza clave para hacer público el caso Maciel, ya que Juan Manuel Fernández Amenábar, ex rector de la Universidad Anáhuac, en su lecho de muerte le confesó lo que sabía de la conducta del fundador de dicha congregación.

En la grabación dada a conocer por MVS Radio, se escucha decir a Garza Medina una congregada que se decidió ocultar los abusos de Maciel dado que derivaban de una sexualidad desestructurada: "Como saben, nuestro padre tenía una sexualidad desestructurada, muy desestructurada, y eso hizo que él tuviera una relación con una mujer, continuada, constante, a lo largo de 30 años, de la cual tuvo una hija.... luego también nuestro padre tenía actos homexuales, actos sexuales también con menores".

El audio también revela que prominentes integrantes de la directiva de la Legión sabían de las conductas de Maciel, e incluso el propio Álvaro Corcuera, director general de la congregación, optó por el silencio frente a tales hechos.

Todo ello, considera Athié, pone de manifiesto la complicidad explícita de los hechos, incluídos el manejo del mismo hacia adentro y afuera de la congregación a través de un doble lenguaje. Por ejemplo, señala, la consideración que le tuvieron a la moral sexual de Maciel, porque cuando se trata de algún joven que aspira a la congregación en ese sentido se aplican juicios "brutales".

Asimismo, agregó, el doble lenguaje queda expuesto al conocerse que Maciel pidió no ser confesado antes de morir, solicitud que le fue respetada al parecer por quienes estuvieron al cuidado del religioso, quien murió a consecuencia de un cáncer de páncreas.

 

La Jornada
13 de julio 2010