Legionarios conocieron en 2006 de la "doble vida" de Maciel

Rodrigo Vera

MÉXICO, D.F., (apro).- El exvicario general de los Legionarios de Cristo, el sacerdote Luis Garza Medina, asegura que fue hasta 2006 cuando tuvo conocimiento de los actos de pederastia de Marcial Maciel, fundador de esa congregación, pero nunca actuó porque no creyó que tales acusaciones "fueran verdaderas".

En una entrevista difundida por La Legión, Garza Medina, uno de los principales colaboradores de Maciel, señaló que en aquel año el Vaticano emitió un comunicado en el que ordenó al fundador dejar el ministerio público, debido a que comprobó que era culpable de actos de pederastia.

"Los funcionarios del Vaticano nos dijeron que, pese a la ausencia de un proceso canónico, ellos concluyeron con certeza moral que era culpable y, por lo tanto, el santo padre (Benedicto XVI) le impuso sanciones", dijo el ex vicario general de la congregación.

No obstante, dijo que él no creyó en tales acusaciones. "Según los procedimientos normales, (los funcionarios) no compartieron sus pruebas con nosotros. Entonces, siento decir, simplemente no creí que las acusaciones fueran verdaderas. Esto era probablemente una negación de mi parte, pero así fue mi primera reacción".

De acuerdo con Garza Medina, en junio de 2006 tuvo conocimiento de "nuevas pruebas" contra Maciel, por lo que inició una "investigación personal" que le permitió descubrir que el sacerdote tenía por lo menos una hija.

"Seguí investigando y, antes del verano de 2008, nosotros teníamos un cuadro amplio de la situación", dijo Garza Medina.

Sin embargo, la Legión ya nada pudo hacer contra su fundador, puesto que Marcial Maciel murió el 30 de enero de ese mismo 2008.

Esta es la versión que da Garza Medina sobre su participación en los hechos, con la que intenta justificar su actitud pasiva ante los señalamientos de que Maciel abusaba sexualmente de menores de edad y llevaba una doble vida.

Durante años, a Garza Medina se le acusó de ser uno de los principales protectores de Maciel, valiéndose de su cargo de vicario general, el segundo en importancia dentro de la Legión, después del de director general, que ocupa Álvaro Corcuera.

Dentro de la reestructuración que emprende el Vaticano para quitar las lacras en esa congregación, Garza Medina dejará su puesto a partir del 1 de agosto próximo, para hacerse cargo de los miembros de la congregación en Estados Unidos. Y se espera que muy pronto también sea destituido Corcuera, otro de los altos mandos a quien se señala de haber solapado los actos de pederastia de Marcial Maciel.

 

Proceso
23 de julio de 2011