Legionarios de Cristo, millonarios a pesar del escándalo

Jenaro Villamil

MEXICO, DF, 30 de noviembre (apro).- El miércoles 24 de noviembre, la agencia informativa Zenit, perteneciente a los Legionarios de Cristo, difundió una nota sobre la aparición del libro-entrevista reciente del papa Benedicto XVI, Luz del mundo, que ha generado un revuelo internacional por los dos temas más espinosos difundidos en otros medios: el uso del condón y el encubrimiento de los escándalos de pederastia de Marcial Maciel.

Curiosamente, la nota de Zenit no menciona ninguno de los dos puntos. Para la redactora Michaela Koller, "el núcleo de estas conversaciones es el gran mensaje de Benedicto invitando al mundo a la santidad. Esto no se puede perder de vista cuando se van revisando las noticias de primera página de múltiples medios, incluso, de prensa amarilla, hablándonos de preservativos, de la opinión de Benedicto acerca de los burkas negros, etc".

Claro, también habló de los escándalos y delitos de Maciel, pero eso a Zenit lo tiene sin cuidado. El núcleo, realmente, es que los Legionarios de Cristo, a pesar del descrédito generalizado de su fundador, sigue siendo una trasnacional religiosa muy poderosa, cuyas ganancias no se han visto disminuidas. Por el contrario, nadie toca el dinero de los Legionarios.

Tan sólo la Fundación Altius, considerada una "obra de caridad cristiana" de los Legionarios con presencia en 13 países, recibió hasta agosto de este año el apoyo de 350 empresas, entre ellas, medios de comunicación, bancos, fundaciones y organismos gubernamentales.

De acuerdo con su más reciente informe, publicado en agosto pasado, entre enero de 2008 y 2009 los recursos de esta fundación se incrementaron 20%, contabilizando un total de 34 millones 323 mil dólares. El 46% de estos recursos se destinó a la operación de los colegios Mano Amiga –cuyo nombre, por mero temor a la ironía, debería ser cambiado-- que tienen presencia en nueve países; 21% al crecimiento de otros colegios, y 8% a otros programas de desarrollo de la Legión.

La red de colegios Mano Amiga está integrada por 34 planteles, con 18 mil 650 alumnos. Constituye una de las franquicias más importantes de los Legionarios en el ámbito educativo, además de las ya conocidas universidades como Anáhuac o Mayab, con presencia en México.

Otro negocio que va viento en popa de los Legionarios son los Centros de Desarrollo Comunitario (Cedeco). Apenas el 23 de noviembre pasado, en medio de las múltiples reacciones generadas por las declaraciones de Ratzinger en Zamora, Michoacán, se inició la construcción del sexto Cedeco en la región, con una inversión de 2 mil 500 millones de pesos, de los cuales 50% serán aportados por el municipio y 50% por el gobierno federal de Felipe Calderón.

La nota informativa de El Sol de Zamora advierte que el alcalde Alonso Martínez Vázquez justificó esta inversión multimillonaria señalando que el Cedeco de Zamora beneficiará a 15 mil habitantes de la zona, en particular, de las colonias Miguel Regalado, Linda Vista, Los Pelillos, Nueva Esperanza, Loma Bonita, San José, Hacienda del Valle, Hacienda Los Angeles y Quinta San Miguel.

Los Cedeco se presentan como clínicas donde se da asistencia médica, odontológica, psicológica y nutricional, además de aportaciones culturales y educativas a las familias, "con la finalidad de propiciar mejores oportunidades de desarrollo social".

Hasta el 31 de diciembre de 2008, existían nueve Cedecos en todo el país, donde se habían dado más de 62 mil consultas médicas y se formaron ocho "misiones médicas", según la página oficial de los Legionarios. En el sitio web de Cedeco, uno se da cuenta que estos centros, financiados con dinero del erario federal, se dedican también a realizar campañas en contra del aborto y otras "desviaciones".

La red religiosa-empresarial

Las dimensiones empresariales de los Legionarios de Cristo son múltiples, lo suficientemente dispersas como para darles un seguimiento puntual y con fideicomisos que dificultan una fiscalización clara. La revista Poder y Negocios estimó en 2006 que el presupuesto de esta fundación creada por Maciel ascendía a unos 650 millones de dólares. Casi todos estos recursos provienen de su red de escuelas y de donativos que llegan a cerca de 100 millones de dólares al año.

Otros cálculos afirman que los recursos de la fundación superan los mil millones de dólares anuales, gracias a las "alianzas estratégicas" que realiza con empresas como Coca Cola, Microsoft, ICA, AHMSA, Grupo Vitro, Grupo Bimbo, Iberdrola, Domecq, Kellogs, Alestra, Movistar, Nestlé, Villacero, Warner Brothers, así como las fundaciones Kennedy Family Foundation, que apoya a Altius, e instituciones bancarias como HSBC, Banamex, Santander y Scotiabank.

Eso sin sumar a la red de funcionarios y políticos del gabinete federal que los apoyan. Durante el gobierno de Vicente Fox, Marcial Maciel tenía poder de picaporte con Marta Sahagún y, al mismo tiempo, con la exesposa del guanajuatense, Lillian de la Concha. En el gobierno de Calderón, el actual secretario de Economía, Bruno Ferrari García de Alba, fue dirigente de Regnum Christi en Nuevo León. Ni hablar de decenas de alcaldes y funcionarios que tienen vínculos o han recibido favores empresariales de los Legionarios.

Tan sólo para tener una idea de las dimensiones de la Legión de Cristo, hay que mencionar que, según su informe de diciembre de 2008, ellos tienen presencia en 22 países, administran 127 casas de la congregación, dos centros de estudios superiores, dos centros de Humanidades y Ciencias, 21 centros vocacionales y 96 casas de apostolado.

A través de su brazo laico, el Regnum Christi, los Legionarios tienen presencia en 45 países, administran 15 universidades, 50 instituciones de educación superior, 176 colegios con más de 135 mil alumnos y dirigen varios apostolados que, a su vez, son iniciativas con recursos.

Por ejemplo, para la juventud, los Legionarios tienen mil 278 clubes en 36 países, administran otras iniciativas como Pure Fashion, Sportsleader (que tiene 262 entrenadores), realizan los eventos Soñar Despierto, Gente Nueva, Caballeros del Altar y muchas otras.

Sus "obras de caridad" están encabezadas por la Fundación Altius, del cual se derivan los Centros Altius Integra (CAI), que se dedican a atender a inmigrantes en Europa. Por supuesto, reciben fondos para esta labor.

Cuentan asimismo con la fundación Mano Amiga, que administra 34 colegios en nueve países con 19 mil alumnos. Además, en Italia tienen la Villagio dei Ragazzi, con mil 500 alumnos.

La fundación Helping Hands Medical Mission realizó ocho misiones en un año y, según el informe, realizó 13 mil 225 consultas médicas. Opera en ocho países y desde su creación, en 1991, ha llevado a cabo 73 misiones en esas naciones.

Otro filón de negocios son los centros para capacitar sacerdotes. Tienen el Instituto Sacerdos, a través del cual realizan cursos de formación. Desde 1991 han realizado 18 en 93 países con mil 313 participantes. También tienen el centro sacerdotal María Mater Ecclesiae donde 23 sacerdotes residentes se forman.

La red de los Legionarios abarca varios medios de comunicación. Financian un programa radiofónico denominado Hombre Nuevo, que se transmite en cuatro países y administran la estación Guadalupe Radio, en California. Son propietarios de las revistas National Catholic Register y Faith and Family Magazine, así como tres editoriales.

Su agencia informativa Zenit es escrita en siete idiomas y tienen 615 mil 386 suscriptores a este servicio. Este medio alimenta a la revista Zenit que circula en 19 países con 44 mil suscriptores.

 

Proceso
01 de diciembre 2010