El voto de castidad es visto como mito (Diario Monitor)

 

Por Alida Piñón

La investigación plantea la necesidad de debatir sobre la vigencia de una medida muy añeja y poco respetada por los sacerdotes

Los orígenes, escándalos y consecuencias que giran en torno al celibato obligatorio para los sacerdotes católicos, son examinados desde una perspectiva interdisciplinaria por especialistas en temas religiosos en el libro Votos de castidad. El debate sobre la sexualidad del clero católico (Grijalbo, 2005). 

En el volumen, coordinado por César Mascareñas, confluyen los análisis de Jorge Erdely, doctor en filosofía; Elio Masferrer, doctor en antropología; Alessandra Ciattini, profesora de antropología de las religiones; Jorge René González, investigador y antropólogo; César Mascareñas, doctor en psicología y Marcos Hernández, historiador.

Los ensayos que componen la obra abordan un tema que, aún en pleno siglo XX, sigue siendo considerado tabú por vastos sectores de la sociedad y de la iglesia católica mundial, especialmente la latinoamericana.

En conferencia de prensa, los autores enfatizaron que la pederastia es el caso más extremo de la violación de los votos de castidad, ya que el celibato, en la práctica, siempre fue opcional.

Apuntaron que los clérigos católicos han mantenido, a lo largo de la historia, relaciones sexuales, permanentes o esporádicas, con personas adultas de uno u otro género. Las monjas, a su vez, han transgredido la prohibición al sostener sexo con hombres y mujeres.

"En Estados Unidos y Canadá, el 90 por ciento de los sacerdotes no cumplen con el celibato. 33 por ciento de los clérigos son homosexuales. En México sólo sabemos que un tercio de los seminaristas son homosexuales", aseguró Masferrer.

"El trabajo de los especialistas revela que desde la época colonial y hasta nuestros días, el celibato sacerdotal obligatorio en la América Latina es un mito, ya que en la práctica siempre ha sido opcional", anotó el periodista Rodrigo Vera, quien acompañó a los expertos en la presentación del volumen.

"Gracias a la investigación de los autores podemos saber que desde el siglo XVII predominaba la promiscuidad y el concubinato heterosexual. En países como Perú, los hijos de los sacerdotes aparentemente tenían acceso a lo que hoy conocemos como prestaciones sociales", agregó Vera.

Asimismo, Votos de castidad explora los conflictos que se pueden generar entre la Iglesia y el Estado a causa de la violación de dogmas rígi­dos como el celibato sacerdotal.

Masferrer explicó que el voto de castidad fue establecido durante el Concilio de (Trento), en 1546 y una de sus finalidades fue evitar que los sacerdotes  heredaran sus propiedades o las de la iglesia a sus hijos. "Por lo que el celibato no es una mandato evangélico, sino una cuestión de disciplina", dijo.

A la presentación del volumen asistió el ex sacerdote Alberto Athié, quien señaló que los últimos años han sido los más escandalosos para la Iglesia Católica, puesto que muchos de sus miembros, sin importar jerarquía o condición, se han visto envueltos en graves acusaciones.

"Desde la designación de Benedicto XVI se ha debatido sobre la Iglesia Católica en el mundo actual. El celibato, así como la eutanasia son sólo algunos de los temas que tendrán que comenzar a debatir", advirtió Athié.

Masferrer, quien ha estudiado archivos eclesiásticos desde 1966, apuntó que en el México moderno existen ejemplos de revelan la continuidad de esta vieja práctica de quebrantar el celibato.

"En 1990 Bartolomé Carrasco, entonces arzobispo de Oaxaca presentó un informe al Vaticano en el que señala que el 75 por ciento de sus sacerdotes no cumplían el voto de castidad. Citó también el amasiato entre el ex nuncio Geronimo Prigione y Alma Zamora, una religiosa que trabajaba para él en la sede de la nun­ciatura apostólica.

"Éstas relaciones revelan un abuso del poder porque la investidura jerárquica genera una relación inequitativa con sus concubinos. El libro a su vez, menciona casos de pederastas encubiertos por altos jerarcas, como el del sacerdote Nicolás Aguilar, quien recibió la protección de los cardenales Norberto Rivera, de la Ciudad de México y Robert Mahony, de Los Ángeles, Estados Unidos", abundó Masferrer.

Al respecto Rodrigo Vera, recordó que en el 2004 la prensa estadounidense reveló la complicidad de los jerarcas que permitió que el sacerdote Aguilar, acusado de 26 abusos sexuales a menores en Estados Unidos y 60 en México, huyera de la justicia americana.

De esta forma, el libro señala que a pesar de ser considerado un tema tabú, el celibato sacerdotal debe debatirse para que la Iglesia pueda construir a futuro propuestas viables y creíbles.

 

Fuente: Diario Monitor
Sección Nosotros, pag. 8C
Jueves 10 de noviembre de 2005