Ex secretario de Maciel pide reparación "sensible y justa" para sus víctimas

El ex legionario Juan José Vaca recordó que en el seno de la congregación "hay muchos hombres de buena voluntad" a quienes en esta difícil coyuntura es necesario salvar.

El fundador de los Legionarios de Cristo, Marcial Maciel. FOTO: AP

Ciudad de México.- Juan José Vaca, ex secretario del fundador de los Legionarios de Cristo, Marcial Maciel (1920-2008), demandó hoy a la congregación que repare "de una manera sensible y justa" a las víctimas de abusos sexuales, mentiras y calumnias vertidas durante décadas e ignoradas por la orden religiosa.

En declaraciones realizadas desde Nueva York, donde reside, a MVS radio, el ex legionario Vaca recordó que en el seno de la congregación "hay muchos hombres de buena voluntad" a quienes en esta difícil coyuntura es necesario salvar.

En diciembre pasado el director general de los Legionarios de Cristo, Álvaro Corcuera, telefoneó por vez primera a Vaca, a quien le ofreció disculpas por haberle convertido en blanco de descalificaciones.

"Le dije: 'Te acepto tu llamada, pero quiero que sepas que esto no es suficiente. Tienes que hacerlo en público y además (...) todos estos daños que se nos han causado en todos los ambientes tienen que ser reparados. No hay una culpa que quede sin solucionar si no se repara con hechos concretos", indicó Vaca.

Señaló que en general sintió a Corcuera "cordial y apenado" y aceptó el arrepentimiento del máximo responsable de los Legionarios, quien le dijo que durante años él no creyó las acusaciones que se vertían contra Maciel.

Vaca, quien entró en la orden en 1960 (cuando tenía diez años) y permaneció en ella 32, fue en 1976 uno de los primeros en denunciar ante el Vaticano las "tropelías en finanzas, ocultamiento y actividades fuera del orden sacerdotal" que había cometido Maciel, a quien se refirió como "un monstruo" además de "un pedófilo".

El ex legionario consideró que el primer gesto público de contrición, el del pasado 26 de marzo -cuando los Legionarios de Cristo reconocieron que su fundador abusó sexualmente de seminaristas menores, tuvo "otros graves comportamientos" y varios hijos- fue "sumamente pobre" e "inadecuado" porque señala en términos "muy generales" y "superficiales un caso gravísimo".

Denunció que él personalmente fue testigo de cómo Maciel mandó "dinero a cardenales en Roma como regalos de él", haciéndolo pasar por "una ayuda para sus actividades de caridad" cuando en el fondo pretendía "ganarse su benevolencia".

Además se preguntó cómo fue posible que el papa Juan Pablo II admitiera "dentro de su círculo de amistades a Marcial Maciel" y cómo el actual Sumo Pontífice, Benedicto XVI, decidiera no actuar con más firmeza contra el fundador de los Legionarios pese a las evidencias en su contra que se fueron acumulando con los años.

Precisamente sobre la investigación ordenada por el papa a los Legionarios en 2009, Vaca piensa que no derivará en la desaparición de la congregación, pero recomendó trabajar en cambiar de manera profunda la manera de actuar y pensar dentro de la Legión.

El ex legionario cree que en esta difícil coyuntura para el Papa, con escándalos sexuales en varios países, lo único que persigue el Vaticano es "salvar la imagen de la Iglesia".

"Hoy en día se encuentran con la podredumbre que les ha subido por encima de lo ojos, ya no pueden tapar el sol con un dedo", añadió Vaca.

"Están recibiendo su subsistencia monetaria de los fieles. A estos fieles los están engañando, no podemos seguir así", concluyó.

 

EFE
01 de abril de 2010