Desmantelan secta Defensores de Cristo en el Norte del País,
la acusan de plagiar adeptos

MÉXICO, D.F. (apro).- En un operativo conjunto, elementos del Instituto nacional de Migración (INM), del Ejército y de la Policía Federal (PF) desmantelaron hoy a una banda delictiva que se dedicaba al secuestro y a la extorsión en el norte del país.

La organización denominada ‘Defensores de Cristo’ estaba compuesta por 24 sujetos, 14 de ellos extranjeros, que operaban indistintamente en Torreón, Coahuila, y Nuevo Laredo, Tamaulipas.

De acuerdo con las autoridades, la captura de la banda se llevó a cabo en el kilómetro 14 de la carretera nacional 85 Nuevo Laredo-Monterrey.

El grupo estaba conformado por seis españoles, dos brasileños, dos bolivianos, dos venezolanos, un argentino, un ecuatoriano y 10 mexicanos.

Las autoridades señalaron que su captura fue posible gracias a las denuncias que señalaban a un grupo de extranjeros se dedicaban a cobrar el “pago de diezmo”.

Según las denuncias de familiares de los plagiados, los extranjeros privaban de la libertad a personas de varias edades, a las cuales les exigían realizar trabajos forzados para que pagaran la cuota convenida.

En un comunicado, el INM detalló que “con total respeto a los derechos humanos, los extranjeros detenidos en dicho operativo fueron puestos a disposición de la Procuraduría General de la Republica”.

La banda estaba encabezada por José Arenas Losanger Segovia, de origen venezolano, quien entró al país con una visa de turista en 2006.

Arenas tenía a su cargo las empresas denominadas Bioprogramación de Market 2000 y Corporación Fénix INC, además de la organización “Defensores de Cristo”, sin registro en la Subsecretaría de Población, Migración y Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobernación.

Proceso
29 de enero de 2013

 
COMENTE ESTA NOTA:
 
 
Nombre:
email:     
Comentario:
Escriba los caracteres en la imagen:  This Is CAPTCHA Image  

COMENTARIOS ENVIADOS:

Axel - 1/31/2013 9:54:14 PM

Tengo información que confirma que un grupo subordinado a esta secta está planeando reconstruirla con o sin sus fundadores, mismos que actualmente están siendo procesados. Pero sin importar la sentencia, el grupo ya mencionado se está organizando vía internet para dar vida a la secta.