La trama secreta en el desliz del obispo Bargalló

Los fieles aseguran que al obispo "le hicieron la cama" y señalan al intendente de Merlo, Raúl Othacehe

Buenos Aires • El papa Benedicto XVI aceptó en tiempo récord la renuncia del obispo argentino Fernando María Bargalló, a cargo de la diócesis de Merlo-Moreno, en la provincia de Buenos Aires, quien hasta el 20 de junio había sido también presidente de Cáritas Argentina y presidente reelecto de Cáritas para América Latina y El Caribe por elección de sus pares de todo el continente. La renuncia se enmarcó en el artículo 401-2, del Derecho Canónico que habilita el alejamiento por "enfermedad o causa grave", una elegancia vaticana para los casos de "conducta privada, reñida con la función pastoral".

Todo sucedió de manera vertiginosa desde el martes 19 de junio cuando el canal de Noticias América 24 difundió un video donde se veía al obispo Bargalló sonriente, entre las olas, abrazado a una mujer. La escena había tenido lugar año y medio antes en las costas del Pacífico mexicano, pero aparecieron al día siguiente en todos los diarios del país como la mayor primicia. De nada sirvió que el prelado de 57 años y 34 de vida sacerdotal, considerado uno de los obispos jóvenes más comprometidos con los sectores excluidos, dijera que había sido un "encuentro casual" con "una amiga de la infancia": la Iglesia lo invitó a renunciar a la presidencia de Cáritas, en el país y en la región. Poco después entregó su dimisión al representante papal en Argentina, el obispo suizo Emil Paul Tscherrig.

Con el correr de los días, la identidad de la bella dama que acompañaba al obispo en el exclusivo Hotel Boutique Casa Bichú, en Huatulco, en los soleados días de enero de 2011, fue tomando cuerpo en la empresaria gastronómica argentina María de las Victorias Mariví Martínez Bo, 56 años, divorciada, cofundadora de Jolie Bistró, un restaurant del elegante barrio porteño de Belgrano. Según el periódico Perfil, y tal como dijo en un primer momento el ex obispo, sus familias se conocen desde hace muchos años, al punto que el propio Bargalló ofició la boda entre Mariví y el médico Ricardo Masta (ahora divorciados) y es el padrino de bautismo de uno de los hijos de la pareja. Hasta hace unos días, la empresaria contaba con un perfil en la red social Facebook, donde publicaba fotos grupales en las que se podía ver al obispo.

La historia del encuentro fue publicada el 17 de junio en Perfil: la pareja viajó desde Buenos Aires, por separado y en diferentes líneas aéreas hasta Miami, donde se reencontraron para volar juntos a México. Hicieron lo mismo en su vuelta a Argentina, en lo que habían creído era el mayor de los secretos.

¿Por qué las fotos se conocieron recién ahora, año y medio después de capturadas? ¿Quién tomó el video comprometedor? Los fieles no dudan en afirmar, rumiando la tristeza por el alejamiento de quien tanto los supo defender, que "al obispo le hicieron la cama", señalando al abogado y político Raúl Othacehé, intendente de Merlo por dos décadas, quien en 2003 adhirió a las filas del kirchnerismo y que ha sido denunciado por asociaciones humanitarias por persecución y hostigamiento contra opositores en su feudo de Merlo. Othacehé es investigado por la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados; por el Servicio Paz y Justicia del Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel; y por Poder Ciudadano, fundación apartidista adscrita a Transparencia Internacional.

En los últimos años, Bargalló se vio envuelto en un choque personal rupo de sacerdotes que apoyaron a gente humilde con reclamos sociales (trabajadores despedidos, gente sin vivienda). Aún quedan sin esclarecer dos asaltos, uno de ellos con signos de violencia, que el ex presidente de Cáritas Argentina y Latinoamérica sufrió en las calles de su diócesis.

Milenio
28 de junio de 2012

 
COMENTE ESTA NOTA:
 
 
Nombre:
email:     
Comentario:
Escriba los caracteres en la imagen:  This Is CAPTCHA Image  

COMENTARIOS ENVIADOS: