Negocio detrás del “fin del mundo”: expertos

Industrias lucran en zonas prehispánicas a las que hoy llegan miles en espera de señales apocalípticas. Especialistas opinan sobre las supuestas profecías mayas

Abida Ventura

Hoy, 21 de diciembre de 2012, cientos de turistas, muchos de ellos organizados en grupos de peregrinación, abarrotarán Chichén Itzá, Uxmal, Tikal, Tulum y otros sitios mayas en espera de una señal que marcará “el fin del mundo”, provocado por un hoyo negro que alterará nuestro sistema solar y causará grandes catástrofes en la Tierra. Aunque los más optimistas esperarán el presunto amanecer de una “nueva era” de paz, fraternidad, entendimiento y “conciencia superior entre los hombres”.

Catastróficas o esperanzadoras, esas interpretaciones erróneas atribuidas a los antiguos mayas han sido alimento para la industria del espectáculo y la mercadotecnia, que ha logrado atraer a miles de turistas nacionales y extranjeros a los sitios mayas, además de que ha puesto en el centro de atención a esta civilización milenaria.

En entrevista con EL UNIVERSAL, académicos y especialistas de la cultura maya opinan sobre las supuestas profecías mayas, originalmente difundidas en los años 80 por el estadounidense José Argüelles.

El especialista en escritura maya Érik Velásquez García, del Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM, sostiene que las llamadas profecías mayas no son más que falsas interpretaciones posmodernas sobre el pasado mesoamericano y que en los únicos dos textos jeroglíficos mayas en los que se basan los que predican la llegada del fin del mundo, nada se dice sobre el 21 de diciembre de 2012.

En realidad, los dos textos jeroglíficos, el del Monumento 6, en el sitio de El Tortuguero, en Tabasco, resguardado en el Museo Regional de Antropología Carlos Pellicer Cámara, de Villahermosa, y el recién descubierto en la Escalinata Jeroglífica 2 del sitio La Corona, en el Petén, Guatemala, hacen referencia a la celebración del “13 Baktún”, es decir, el comienzo de un nuevo ciclo, según el antiguo calendario maya.

“Esos dos textos dicen que ese día se llega a los 13 baktunes, pero no dicen que habrán terminado. Es como si digo que el 31 de diciembre de este año se acaba 2012, eso no es ninguna profecía. Los textos mayas no dicen nada”, asevera el investigador.

Explica que de acuerdo con las correlaciones entre el calendario de cuenta larga de los mayas y el calendario cristiano realizadas por diversos mayistas durante el siglo XX y XXI, esta celebración tendría lugar el 23 de diciembre de 2012. Pero recientes interpretaciones hechas por el especialista en escritura maya e investigador de la Universidad de Texas, David Stuart, ubican esta fecha para el 24 de diciembre de 2012.

“Los mayistas y académicos sabemos que no hay verdades absolutas. Pero la gente que no es académica, que sólo está interesada en el sensacionalismo y en el negocio, sí quiere una fecha exacta, y además, como cae en pleno solsticio de invierno, mucho mejor, porque suena más impactante”, dice el epigrafista.

Sociedad fatalista

Velásquez García y el arqueólogo Rafael Cobos, responsable de las obras de rescate y conservación en Chichén Itzá, coinciden en que las ideas catastróficas son falsas interpretaciones hechas por la sociedad occidental, cuya tradición judeocristiana hace referencia a un inminente Apocalipsis.

“Nuestra cultura occidental está fascinada con los fines del mundo, no es algo nuevo. Cuando llegó el año mil, hace mil 12 años, en la Edad Media, se decía también que iba a venir Jesucristo. Es algo que viene de tiempos bíblicos, porque es algo de la religión judía y cristiana. Muchas sectas han puesto fechas al fin del mundo y lo seguirán haciendo porque es una necesidad de la cultura occidental, pero para otros es también una oportunidad para hacer negocio”, dice.

“Recordemos que en nuestra idiosincrasia tenemos un aspecto de fatalismo que viene por nuestra formación judeocristiana. Entendemos el tiempo de forma lineal y se habla de un Apocalipsis, de que el fin del mundo va a llegar en cualquier momento. Se dijo que el fin del mundo iba a ser el primer minuto del primer día de 2000 y por lo que veo no han pasado mayores cosas. Lo que sí veo es que, como seres humanos, hay una parte de nosotros que, al ver que las cosas van mal, se piensa que el fin del mundo está próximo”, opina Cobos.

Falsa interpretación

Bajo las estructuras prehispánicas que hoy acogerán a miles de turistas en la zona arqueológica de Chichén Itzá yacen miles de materiales arqueológicos que, más que comprobar el don profético de los antiguos mayas, dan cuenta de las adversidades que enfrentaron en sus tiempos. El arqueólogo Guillermo de Anda Alanís, quien con su trabajo de exploración en los cenotes mayas desde hace dos décadas se ha dedicado a rebatir y corregir teorías, como la que sugiere que en el Cenote Sagrado de Chichén- Itzá eran arrojadas princesas vírgenes como ofrenda a los dioses, comenta que las ideas de las supuestas profecías mayas es una mala interpretación de la verdadera cosmovisión maya.

El también explorador de la National Geographic Society comenta que los antiguos mayas, más que tener dones proféticos en los momentos difíciles, como las sequías que se han registrado a partir del estudio de los materiales hallados en diversos cenotes de Yucatán, buscaban la intervención de sus dioses.

“Lo que estamos viendo en los cenotes es que en épocas de estrés social, en épocas donde había problemas hacían esfuerzos desesperados por dirigirse a sus dioses. Si hubieran tenido la capacidad profética que se les atribuye, tal vez se hubieran sentado a esperar el fin del mundo, pero lo que nos están enseñando es que se adaptaron y crearon una estrategia de supervivencia, basadas en su religión; usan el calendario para determinar ciclos agrícolas, sabían que habían inicios y terminaciones de ciclo, pero en ninguna de las fuentes históricas o materiales se habla de un supuesto fin del mundo”, explica.

El Universal
21 de diciembre de 2012

 
COMENTE ESTA NOTA:
 
 
Nombre:
email:     
Comentario:
Escriba los caracteres en la imagen:  This Is CAPTCHA Image  

COMENTARIOS ENVIADOS:

bb0uT09Q - 7/6/2013 7:39:41 PM

1. no cuestiono si en la UDLAP se fuma mota o no. Lo que dije es que te veitsnde por un poco de mota2. No veo que los Jenkins este9n manejando con mucho e9xito la UDLAP o tfa dime3 No entended, 4 Tampoco entended5 Otro dicho a los locas es mejor darles por su ladoAsesor de MVRVete al psicf3logoNOTA: si el Dr. Gerardo Esquivel no te contesta es porque nunca le planteas preguntas inteligentesyo solo mencione mi punto de vista
fsdEhFezMnFOaObVy - 7/3/2013 3:37:15 AM

Lo que si este1 desapareciendo es la UDLAP garicas a gente como Manuel Vargas Ricalde, la familia Jenkins ha corrompido a estudiantes y sigue corrompiendo a estudiantes.MVR se vendif3 por un poco de mota que Juan Carlos Jenkins le dif3 y un viaje que la familia Jenkins le pago.Es cuestionable que una familia a la que se le bota la canica dirija una universidad. Este1 claro que en Me9xico Felipe Calderf3n les hace los mandados a los Jenkins. Este1 claro que en Puebla Mario Maredn les hace los mandados a los Jenkins.